martes, 17 de julio de 2012

VISITANDO AL SEÑOR DE TRÉVERIS

El coletivo de artistas anónimos callejeros y clandestinos Mehr MOMO asalta por la noche las cajas eléctricas de la ciudad de Tréveris (Trier en  alemán), para dejar sus mensajes: MENOS GRIS, MÁS MOMO.

La Porta Nigra de Tréveris (del 2º siglo después de Cristo). Los restos de una de las puertas romanas de la ciudad, construida con grandes piedras grises superpuestas sin mortero. La composición geológica de las canteras de las que fueron extraidas al ser expuestas a la interperie y a la lluvia, fueron ennegreciendo con el tiempo hasta adquirir este color del que trae su nombre desde la edad media.


La imponente catedral de San Pedro (350 años después de Cristo). Levantada sobre una vieja iglesia románica, es la más antigua iglesia episcopal alemana. Aseguran tener entre sus tesoros una túnica de Cristo.

Y al lado de la catedral, la iglesia de Nuestra Señora, una bella muestra del gótico alemán (1235-1260 después de Cristo). Lo peculiar de esta iglesia es que fue levantada bajo la forma de una cruz griega.

 Un excelente remanso de tranquilidad junto a la catedral, para degustar y compartir un delicioso café con una exquisita tarta de mandarina.


La Casa-Museo de Carlos Marx, que se levanta en su casa y ciudad natal y en la calle que lleva su nombre.


Y otros bellos rincones de esta monumental y bien cuidada ciudad, donde saborear los magníficos vinos de la zona. Con 100.000 habitantes y bañada por el magnífico río navegable Mouselle, está considerada como la ciudad más antigua de Alemania. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada