domingo, 28 de abril de 2013

LA GRAN EMBESTIDA


EL FARO INDOMABLE
***
Enhiesto como un bravo rompeolas apegado de cuajo a la roca más fuerte y aguerrida. Es como un adelantado de la vida incapaz de dejarse arrebatar por el desánimo, ni doblegarse ante la imponente fuerza desatada por la furia de un mar homicida y devastador. Sin inmutarse a la amenaza ni ceder a la embestida más brutal, permenece vigía y solitario, en pie, alumbrando a los náufragos y guiando a lo bucaneros. Es la indomable fuerza que da la fe en uno mismo. El asalto imposible para los que solo tiene por misión destuir y arrastrar hasta la aniquilación todo lo que se ponga a su alcance. Es la evidencia bien determinada de resistir a todas las embestidas de la vida. El triunfo de la confianza en uno mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada