martes, 14 de abril de 2009

ELY, le partisan hautain







Cannes, agosto de 1933. Picasso cogió el periódico y arrancó la primera plana. Una fotografía de un partisano era exhibido capturado y humillado. Luego hicieron que desapareciera. Y el genial pintor lo dibujó en pocos minutos, y lo hizo altivo como un guerrero tuareg. Los rebeldes serían doblegados pero no vencidos. Algunos años después recorrí los mismos territorios soñados por estos indómitos guerreros. Picasso lo interpretó bien.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada