domingo, 12 de septiembre de 2010

APACIBLES RINCONES DE MADRID (I)




PASEOS EN DOMINGO
***
Hay aún plácidos rincones que resisten a la especulación. No se sabe si por mucho tiempo, pero al menos hoy se pueden disfrutar. Y si es una agradable jornada de domingo, mucho mejor.

He aquí algunos ejemplos. El viejo teatro Pavón y la iglesia de San Cayetano y San Millán elevando su cúpula en pleno barrio de Arganzuela. Y luego unas vistas nobles al otro lado de la calle Segovia, en la Latina, desde el huerto del palacio de Anglona. Para acabar en una pequeña joya de la arquitectura en plena milla de oro del barrio de Salamanca. Lo dicho, a disfrutarlo. Esperemos que no desaparezcan.


UN HUERTO EN LA PLAZA DE CALLAO
***
Poca gente lo sabe, pero al lado de la cara, ruidosa y emblemática calle de Preciados, frente a la populosa Plaza de Callao, la dinámica calle de Gran Vía y a cien metros de Sol, hay un huerto sembrado de hortalizas y frutales cuidado por las monjas clarisas del Monasterio de las Descalzas Reales. Es un gozoso milagro.




He aquí la ubicación exacta de este sorprendente oasis en pleno corazón de la ciudad. De extraordinaria riqueza histórica, arquitectónica y pictórica, el Monasterio de las Descalzas Reales ha conservado también esta humilde y delicada estancia hortícola. Fue fundado en 1559 por la hermana de Felipe II, doña Juan de Austria, al enviudar por la muerte de su marido el príncipe Juan Manuel de Portugal, donde tomó los hábitos la que fue madre del luego rey de Portugal, don Sebastián.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada