lunes, 12 de abril de 2010

EL LUNES DE AGUA Y EL PADRE PUTAS

SALAMANCA, mi ciudad. La llamaron Roma "la chica"


El "Padre putas", envidiado personaje del siglo XVI



El típico hornazo del Lunes de Aguas



LA LEYENDA DEL LUNES DE AGUAS
***
El origen de esta fiesta se remonta al Siglo XVI, y las gentes de Salamanca la conmemoran dejándolo todo y lanzándose hacia la ribera del río Tormes, para celebrar la vuelta de las putas.
***
Cuando Felipe II llegó a la ciudad para casarse con la princesa María de Portugal - tenía sólo dieciséis años - pudo comprobar con gran disgusto, que durante la celebración de sus esponsales los moradores de la ciudad se entregaron con desenfreno a la diversión sin límites. El rey quedó impresionado, y ordenó que durante los días de Cuaresma y Pasión se prohibiera comer carne. También obligó a que las putas fueran expulsadas de la ciudad hacia la margen izquierda del río Tormes durante esos mismos días de pasión.
Así, a partir del Miércoles de Ceniza, las putas permanecerían bajo la custodia del Padre Putas. Era este uno de los puestos oficiales cubierto por designación real más codiciados de la época. El Padre Putas o Padre de la Mancebía, tenía a su cargo facilitarles alimentos, boticas y médicos, además de vigilar el cumplimiento de los edictos.
Y era el primer lunes después del de Pascua, cuando una multitud de estudiantes (más de ocho mil tenía entonces la universidad), salían con ramas de árboles en las manos para recibir a las putas que regresaban, tras la Cuaresma, cruzando el río en barcazas engalanadas. A la fiesta luego se sumó toda la ciudad.
Así nació una tradición que todos los salmantinos celebran y festejan en las orillas del río Tormes, cargados de hornazos y viandas y compartiendo la alegría y el vino.
***


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada