miércoles, 14 de abril de 2010

HOMENAJE A MADRID (IV) LA GRAN VIA

EL CENTENARIO DE LA GRAN VÍA DE MADRID

(continuación)





El Edificio Carrión o también Edificio Capitol, que se eleva como la proa de un barco entre la Gran Vía y la calle Jacometrezo, tal y como si hubiera atracado en el mismo puerto del Callao. Se debe su diseño a los jóvenes arquitectos de los años 30, Luis Martínez Feduchi y Vicente Eced Eced. Una digna representación del movimiento arquitectónico moderno de la época.






"Sobre el Madrid nuevo, estrepitoso, centelleante, de los negocios más modernos, de los rascacielos y de la vida de la noche. Es como un gran buque que entrara en este puerto iluminado de la plaza del Callao. Madrid puede sentirse orgulloso del Edificio Carrión. Se alza como una mole de audacia, en la cruz misma de esa especie de Cinelandia que ha nacido entre joyería eléctrica de publicidad, en el Madrid que se hace dinámico y se llena de fiebre", decía efusivo el redactor entusiasmado cuando en el año 1933 fue inaugurado. La Gran Vía se llamaba entonces la Avenidad de Eduardo Dato.







Se construyó entre 1931 y 1933. Catorce plantas y cincuenta y cinco metros de altura. Su propietario calculaba que le había costado unos catorce millones de pesetas.
***

ESOS ENTRAÑABLES PERSONAJES DE LA GRAN VÍA

***


El territorio reservado para los limpiabotas, los hombres que dan lustre a zapatos y botas




Los hermanos heavy, Emilio y José Alcázar, que invariablemente, llueva o nieve, ocupan desde hace años el mismo espacio de la Gran Vía. Todo empezó como una protesta por el cierre de una tienda de discos, y ya forman parte del paisaje. Cuando no están, la gente se siente desorientada.





El poeta que escribe poemas y los regala en la puerta de La Casa del Libro. Los regala luego por la voluntad. "Eres como la amapola/entre los trigales en flor...." dice uno de sus poemas "improvisados".
***





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada