miércoles, 19 de mayo de 2010

CONEJITO DE TERCIOPELO

(SERRAT, Jeduardo 2010: para L., por sus muchos suspiros...)
Susan Holmsquit, la novia sueca de Serrat a la que dedicó Conillet de vellut

JOAN MANUEL SERRAT

SU PARTICULAR DESILUSIÓN AMOROSA
***

La conoció a finales de los años setenta y después reconocería que aquella era la mujer de su vida. Era modelo, sueca y se llamaba Susan Holmsquit.
- Aquella muchacha sería el amor de mi vida - vino a decir sin dudarlo Joan Manuel.
Y aquella bella sueca inspiró a Serrat una de sus canciones más logradas en catalán: Conillet de vellut (Conejito de terciopelo) a ritmo de charlestón:
***
Era suave como el terciopelo
y miedosa como un conejo pequeño.
Snoopy era su héroe
y le gustaba jugar como un chico
y de la mano
me llevaba arriba y abajo sin parar.
Como una cometa
dando volteretas por el cielo.
(es bonito el tiempo de amar)
y no fue aquel un tiempo perdido
Conejito de terciopelo.
***
Parece que Serrat hizo todo lo posible por complacer a su novia sueca, tratando de lanzarla como cantante, pero algo falló. Hay quien asegura que la ambición de la modelo fue lo que llevó a Serrat a acabar su historia de amor a pesar de seguir enamorado de ella. Con ironía, la canción nos va explicando el final y sus causas:
***
Pero el conejo fuera del nido
me engañaba con cualquier objetivo,
se me perdía en el agujero
de una Nikon o una Hassenlblad
Había que escoger
o escaparse o hacer un ménage à trois
Pero es inmoral
cuando se es un hombre como es debido,
ibérico, macho y cristiano
y me quedé solo y jodido,
conejito de terciopelo.
***
Durante mucho tiempo, Serrat siguió la escalada vertiginosa de la modelo, que ascendería hasta la fama por métodos poco ortodoxos según cuenta el propio Joan Manuel:
***
El Elle, el Vogue y el Harpers Bazaar
te fusilan en cada ejemplar
Dicen que te ha dado un sitio
Richard Avedon en New York
No te puedes quejar.
Lo que soñabas ya lo tienes en la mano.
Te conoce la gente,
te ama un adolescente
y un abuelo te quiere adoptar.
¿Eres feliz con tu nuevo amante?
Conejito de terciopelo...
***
Y Serrat, hombre decidido, no se detuvo a llorar por el amor perdido, y se propuso recuperarlo tratando de satisfacer las aspiraciones de su chica:
***
Pero hoy he visto el cielo despejado,
Dios, que es bueno y sabe lo que he sufrido,
me ha dejado sus consejos
en un escaparate de casa Castells,
y me he comprado un libro La fotografía es un arte.
Y antes de un mes,
seré mejor que Pomés.
Ya sabes dónde me encontrarás...
2038282
conejito miedoso. Sin una excusa ni un recibo,
conejito de terciopelo.
***
El número de teléfono era el verdadero de Serrat, y luego tuvo que cambiarlo porque cuando salió el disco recibía todo tipo de llamadas y proposiciones. Las personas que rodeaban a Serrat por aquellas fechas y escuchaban Conillet de vellut, conocían bien la historia de amor con una bella sueca que lo dejó por un fotógrafo. Y poco más se supo de aquella nórdica que rompió el corazón de Joan.
***
Conillet de vellut
(vídeo)










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada