domingo, 1 de agosto de 2010

MUJERES INQUIETAS (E INQUIETANTES) (I)

LA PRINCESA DE ÉBOLI


IGLESIA DEL CONVENTO DE SAN PEDRO DE PASTRANA (GUADALAJARA, ESPAÑA)
jeduardo 2010


LA VILLA DUCAL DE PASTRANA (GUADALAJARA, España)
***
LOS PERSONAJES

DOÑA ANA DE MENDOZA Y DE LA CERDA, Princesa de Éboli



EL REY FELIPE II



EL SECRETARIO DEL REY, ANTONIO PÉREZ

EL SECRETARIO DE DON JUAN DE AUSTRIA, HERMANASTRO DEL REY, DON JUAN ESCOBEDO
***
LOS HECHOS


El 31 de marzo de 1578, lunes de pascua, cuando ya anochecía, en las cercanías del Alcázar Real de Madrid es acuchillado un hombre maduro que se acerca con un pequeño séquito hacia la iglesia de la Almudena. La víctima es Don Juan ESCOBEDO, Secretario particular del hermanastro del Rey Don JUAN DE AUSTRIA.
Pronto la noticia circula por toda la Corte, y las versiones más extendidas entre las gentes es que la causa de su muerte se debe a sus intrigas amorosas con ciertas damas. La princesa de Éboli figuraba, efectivamente, entre las visitas de aquel día de este poderoso caballero, si bien no hay forma de saber con certeza qué fue a hacer a la casa de la Princesa. Entre las muchas especulaciones está la de que se encontró allí, en la alcoba de la dama, a un viejo rival suyo, Don ANTONIO PÉREZ, a la sazón Secretario particular del Rey.
El Rey Felipe II, de quien se decía también ser amante de la viuda princesa de Éboli, pues hacía cinco años que su esposo Don Ruy Gomes, Duque de Pastrana, había muerto, recibió la noticia en El Escorial, dando luego lugar a que este confuso y conmocionante suceso aún hoy no resuelto, fuera designado como la conjura de El Escorial, pues las sospechas recayeron sobre el propio Rey.
Aunque son varias las versiones dadas acerca de las motivaciones de aquel asesinato, circularon muchas y todas verosímiles. Pero, sea como fuere, dos personajes acabarían cayendo en desgracia a resultas de este suceso: Antonio PÉREZ, el Secretario del Rey, y la Princesa de Éboli. El Rey, su Secretario y la Princesa, podían formar, ciertamente, un triángulo amoroso con una conspiración por medio.
(continuará)


La calle Mayor de Madrid, con la entrada a la calle de la Almudena, lugar donde fue asesinado Juan ESCOBEDO



En las proximidades del suceso se hallaban, además del palacio de la Princesa de Éboli, la propia casa de Don Juan ESCOBEDO, ambas muy carcanas al Alcázar Real (hoy Palacio de Oriente) de Madrid


Los restos de la iglesia de la Almudena recientemente descubiertos y expuestos al viajero, fueron testigos del asesinato del Secretario de Don Juan de AUSTRIA.


Una placa en la calle donde ocurrió todo informa sobre el suceso. Buena parte del enigma sigue sin descubrirse hoy día.
(continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada