miércoles, 21 de julio de 2010

LA MORT DU PAPILLON

DÍAS SIN VIDA

***

En 1959 se estrenaba la película portagonizada por Gregory PECK y Deborah KERR, BELOVED INFIDEL, dirigida por Henry KING. Está basada en la autobiografía escrita por Sheilah GRAHAM, amante de F. Scott FITZGERALD, en los tres últimos años de su vida y titulada DÍAS SIN VIDA. Es pues la historia amorosa del célebre novelista y la temida columnista de Hollywood. Se conocieron en 1937, y se convirtieron en amantes hasta que a finales de 1940, F.S. FITZGERALD muere de un ataque masivo al corazón en el apartamento de ella. Scott estaba en pleno proceso de escritura de su novela El último magnate, que dejó inacabada. Nunca se casaron porque él lo estaba aún con su mujer ZELDA, que se hallaba recluida en una clínica siquiátrica. Fiztgerald había sido ya casi olvidado y se atormentaba al comprobar que el talento le había abandonado. La relación entre ambos fue tormentosa provocada por la amargura de Scott, pero también con otros de gran ternura. Sheilah cuidó de él y consiguió que dejara de beber. La película narra el drama vivido por dos seres glamurosos en un mundo fascinante, pero él ya en decadencia.

SHEILAH GRAHAM (1904-1988)

***

Era inglesa de nacimiento y tras marchar a Estados Unidos en 1933 se convierte en una de las columnistas más célebres y temidas de la estrellas de Hollywood. Antes se había casado con JOHN GRAHAM, un "bondadoso comerciante mucho mayor que ella que resultó impotente, lo que hizo que mirara para otro lado cuando salía con otros hombres", según descubriera su hija en su biografía. De él tomó el apellido. En 1933 lo abandonó y marchó a Hollywood. Se divorció en 1937, cuando iba a casarse con el Marqués de Donegal. Tras la muerte de Scott FITZGERALD, conoce en 1941 a T. L. WESTBROOK, dueño de la fábrica de aviones Spitfire, con quien tuvo dos hijos. Aunque de nuevo es su hija quien descubre que su verdadero padre fue el filósofo británico A.J. Ayer.
Su ambición la llevó a la cumbre de su carrera escribiendo columnas en las revistas de chismes de Hoyllywood, donde le llegaron a pagar hasta 5.000 $ a la semana. Escribió varios libros de éxito que luego fueron llevados al cine. Murió en 1988 en Palm Beach con 84 años.

F. SCOTT FITZGERALD (1896-1940)

Scott y Sheilah se reencontraron en 1937, en Hollywood, donde se había trasladado para escribir guiones para la Metro. Revisaba diálogos y guiones. Detestaba ese trabajo, pero necesitaba pagar innumerables deudas ocasionadas por las caras clínicas de su mujer ZELDA, aquejada de la enfermedad de esquizofrenia, de la que no se curará nunca. Durante sus internamientos le enviaba flores cada quince días. También las caras escuelas privadas de su hija Scotti, suponen una carga económica que no podía pagar ya. Su novela Suave es la noche había sido un fracaso de crítica, y se consideraba un escritor ya acabado. Afectado por el alcohol y por una incipiente tuberculosis, se ve obligado a aceptar colaboraciones en revistas minoritarias. Atrás había quedado la era del jazz y la disipación a la que se habían entregado los jóvenes de su generación perdida, tal y como la calificó él mismo. Y también su éxito rutilante con El Gran Gastby, y el esplendor de hallarse en la cresta de ola, reconocido y consagrado ya a los veintitrés años. Luego, el alcohol y las drogas fueron destruyendo poco a poco su talento, y eso le atormentó cada vez más. No obstante encontró a Sheilah, el amor llamó de nuevo a su vida, aunque su carácter y amargura final también atormentaba a Graham, que no obstante lo amaba profundamente.


FITZGERALD Y SHEILAH


LILY SHEIL (luego Sheilah GRAHAM) con nueve años en el orfanato judío
***
Sheilah y Scott se conocían desde 1930, aunque fue en 1937 cuando se hicieron amantes. Unos meses más tarde, cuando estaban de vacaciones, Sheilah le contó la verdad de su vida entre lágrimas. Para desconcierto de Fitzgerald, descubrió que, al igual que el personaje Jay Gatsby, de su novela, toda su vida anterior era inventada. Sheilah Graham en realidad se llamaba Lily Sheil, y era hija de judíos emigrantes ucranianos a Inglaterra. Todo en su vida era falso: su nombre, sus padres, su origen, sus fotografías, sus tíos, y todos los retratos colgados en su dormitorio eran un montaje. Huérfana de padre desde muy pequeña, su madre, que tenía que mantener a otros tres hijos más con un empleo en unos lavabos públicos, se vio obligada a ingresarla en un orfanato judío, donde aparece con el pelo rapado. Avergonzada de ese pasado, decidió crearse uno distinto, haciéndose pasar por aristócrata originaria del selecto barrio de Chelsea en Londres, y rodeada de una familia imaginaria. Scott, que no podía salir de su asombro, vino a decir después que la amaba tanto por sus mentiras como por su imaginación.


EL JARDÍN DE ALLA
***
En este famoso complejo hotelero de apartamentos en Hollywood, fundado por la actriz Alla NAZIMOVA, es donde fue invitado Scott FITZGERALD a una fiesta que se celebraba con ocasión del anuncio del compromiso entre Sheilah y el marqués de Donegal. Allí volvieron a verse los dos. Unas semanas después se hicieron amantes y ella rompió el compromiso con el marqués. En este célebre complejo, donde vivieron muchas de las estrellas de Hollywood, convivieron durante algún tiempo ambos.


***




ÍNTIMAS MENTIRAS

Robert WESTBROOK, hijo de Sheilah, escribió esta biografía de los años vividos por los dos entre 1937 y 1940. En él, Sheilah se confiesa ante su hijo y relata la difícil convivencia con Scott, del que se llega a separar durante algún tiempo por su maltrato y accesos de cólera, para luego volver porque, además de estar enamorada de él, según su propia manifestación, era encantadoramente tierno y vulnerable al que necesitaba proteger de sí mismo.


EL GRAN GATSBY


EL ÚLTIMO MAGNATE
***
Todas las novelas escritas por Scott FITZGERALD fueron llevadas al cine, con gran éxito. Scott murió con la sensación de haber caído y tocado fondo irremediablemente. Sin embargo, unos pocos años después, muy pocos, sus obras volvieron a editarse y se convirtió en uno de los más celebrados escritores americanos. Uno de los que mayor talento ha tenido para conseguir llevar a su libros la sociedad americana de su época. Curiosamente, muchos de los personajes de sus novelas son conocidos y reconocidos. Entre ellos todas sus mujeres, incluida su primera novia. Hemingway se equivocó cuando anunció la muerte del talento de Fitzgerald, con ocasión de la publicación de Suave es la noche. Dijo que Scott seguía volando como una mariposa que había perdido la purpurina de sus alas; el anuncio de la muerte de la mariposa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada